Clase neutra

Hoy día el neoliberalismo capitalista ha conseguido alienar al Pueblo Andaluz, a la sociedad andaluza; un logro del que sentirán orgullo por ello y, además, estarán satisfechos todos los gerifaltes de las multinacionales, militares, políticos, monárquicos, empresarios de muchos medios de comunicación y todo el espectro minoritario- que no es poco- de esa trama oscura que explota, abusa y esclaviza para seguir manteniendo sus privilegios. Y tal es así; que les da igual los empleos precarios—lo primero es su gran beneficio económico–, que familias se endeuden o las pasen canutas para llegar a fin de mes, que trabajadores pierdan la vida en el tajo, que se privatice la universidad y la escuela infantil, que no se reforme el Código Penal, que, de verdad, haya justicia sin pagar un euro y, así, se podía enumerar cientos de desajustes sociales que rebosarán el vaso para dar lugar a algo de lo que no esperan “los acomodados”. Esa clase burguesa que se ve bien ‘abastecida’ en todos los sentidos, desprenden un egoísmo insolidario y bestial con aires de superioridad. Y lo peor de todo es que han logrado el resultado- en la sociedad- de un individualismo y aborregamiento enormes, que no muestran interés por nada más allá de sus narices.

Son esa clase que Blas Infante decía: “No son hombres de bien los que se consagran por entero a sus hogares, sus bibliotecas o sus retiros, rehusando o despreciando la lucha por la justicia. Son egoístas que huyen del fango por evitarse la repugnancia o el esfuerzo… Son esa clase cobarde llamada neutra. Hablan de las debilidades de los hombres públicos sin haber contrastado su propia fortaleza y dejan los asuntos públicos a la incapacidad de los peores”. Por ello, los ciudadanos deben tomar, ¡ya!, conciencia y participar en la ‘res publica’ de una forma plena, así como prestar su colaboración para dar fin a este sistema de sociedad injusto y que ha llevado a Andalucía a cotas últimas en la lista como el del fracaso escolar— cuya solución indicaba el Observatorio Económico de Andalucía (OEA), el sábado 3 de mayo, se basa en proponer e “impulsar al sector privado” en el diseño, gestión y financiación de las instituciones de enseñanza”, éstos del OEA en vez de neuronas tienen billetes–, número de parados, contaminación ambiental, bases militares, mayor tasa de trabajadores fallecidos y muchos más datos y situaciones negativas, como la autoestima, que es fundamental para que un Pueblo levante cabeza y salga adelante sin ningún complejo de inferioridad. Cada día vemos y oímos las manipulaciones, actuaciones y mentiras de unos políticos y especialistas que se visten de piel de cordero y prometen — ¿Se acuerda Sr. Chaves de su promesa hace cuatro años en la campaña electoral de dar un sueldo a las amas de casa? ¿En qué se quedó? Y así muchas promesas más–; segunda modernización – ¿y la primera?-, botellódromos para fomentar el alcoholismo y tener aletargados a los jóvenes, mantener campos y bases militares estatales y extranjeras – en la Comunidad Autónoma donde hay más–, vertederos de residuos químicos y nucleares del Estado— ¿porqué cada CC.AA. no gestiona su ‘mierda’? con perdón por la expresión—, dando un giro a la información del número de desempleados –ya que dicen que baja, pero claro si se hacen contratos cada tres meses a una misma persona y en precario, ya me dirán el descenso y la calidad–, privatizando escuelas infantiles municipales — en Granada van camino de ello—y así un sinfín de despropósitos. Hablan de Andalucía imparable……en la cola de todas las Comunidades Autónomas— ¿para cuándo Estados Federados?—y en prácticamente todo, menos, entre otras cosas, el consumo, ya que nos ‘han colocado’ el papel de consumistas y nada más, y no de ciudadanos; consumistas del voto alienado—PP o PSOE—y de los productos europeos o de otras CC.AA., mientras nuestros agricultores, jornaleros y empresarios de la industria agroalimentaria se ven ‘ahorcados’ económicamente. Y, para colmo, dicen que la crisis mundial es responsable de que los precios de los alimentos básicos suban; hay que tener mucha cara y poca vergüenza. Eso sí, con una ley de campos de golf ya aprobada muchos ayuntamientos de pueblos y ciudades los proyectan que, supongo, creerán que viven en Escocia o Galicia, porque la sequía que padece nuestro país es real y no algo pasajero; es decir, no nos sobra agua y no llueve tanto como para campitos de golf.

Han diseñado una sociedad consumista y de servicio, cuando la sociedad andaluza en su Historia ha demostrado que posee inteligencia, capacidad, talento, ingenio, esfuerzo por el trabajo y alegría, pero esto lo dedican a fomentar concursos de canciones y chistes; es decir, ahondan en el tópico para que los mofletes se nos pongan rojos y nos veamos como seres humanos de 3ª clase en el Estado español.

Nos ponen en el telediario del mediodía – la tele de Andalucía—a una ‘profesora’ de Madrid para enseñarnos a hablar, pero en el Estatuto, en sus primeros artículos, se recoge que se divulgue, investigue y fomente el habla andaluza – diría, nuestro idioma–, pero todavía no se han enterado que llevan quinientos años intentándolo y “ná ke eh andalú” no aprende a hablar castellano— ¡vaya tela!, ¿no?–. Simplemente, hay que darse una vueltecita por los pueblos andaluces para comprobar que la lengua materna y primera es el andalú, pese a quien le pese, al igual que el galego, euskera, castellano, bable y catalá.

Y de la Historia todavía hay periodistas ‘públicos’ que nombran árabe a la cultura o monumento de al-Ándalus, en vez de andalusí; una de dos, o siguen en la onda de la trola que nos han contado siendo niños-víctimas de una enseñanza nacionalista española inventada, o bien están bien informados para continuar con la desconcienzación y me dirán, ¡ea, ya está este con al-Ándalus!, no se preocupen si ocurre lo mismo con Tartessos y la Bética; fueron orientales fenicios y romanos los que, respectivamente, levantaron esas culturas. ¿Y dónde estaban los habitantes autóctonos de lo que hoy es Andalucía?

Pensamos que la sombra de las monarquías absolutistas, los gobiernos centralistas y la dictadura fascista continúa alargándose en esta ‘no democracia’. Por ello; ¡ANDALUCES LEVANTAOS!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: